La matriz / análisis DOFA

La matriz / análisis DOFA

La matriz DOFA,(Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas).
Es un método que permite analizar tanto el entorno como el negocio y sus interacciones, es decir, permite trabajar con toda la información que se puede conseguir.

DOFA, FODA o SWOT (por sus siglas en inglés), como quiera llamarse, es una herramienta de múltiple aplicación que puede ser usada por todos los departamentos de la organización en sus diferentes niveles, para analizar diferentes aspectos, entre ellos: nuevo producto, nuevo producto-mercado, producto, producto-mercado, línea de productos, unidad estratégica de negocios, división, empresa, grupo, etc.

Fortalezas y debilidades son factores internos a la empresa, que crean o destruyen valor. Incluyen los recursos, activos, habilidades, etc.

Oportunidades y amenazas son factores externos, y como tales están fuera del control de la empresa. Se incluyen en estos la competencia, la demografía, economía, política, factores sociales, legales o culturales.

Un análisis DOFA juicioso y ajustado a la realidad provee excelente información para la toma de decisiones en el área de mercados, por ejemplo, permite una mejor perspectiva antes de emprender un nuevo proyecto de producto.

DOFA debe hacer la comparación objetiva entre la empresa y su competencia para determinar fortalezas y debilidades y ha de realizarse una exploración amplia y profunda del entorno que identifique las oportunidades y las amenazas que en él se presentan.

Factores de éxito. Al realizar el DOFA hay que enfocarse en los aspectos determinantes del negocio, en sus factores claves de éxito o fracaso.

De acuerdo con lo anterior, el análisis DOFA tiene dos focos, por una parte se enfoca en la empresa en sí (enfoque interno) y por otra, lo hace en su entorno (enfoque externo).

Al buscar aspectos claves internamente, lo que se busca es determinar los factores sobre los cuales se puede actuar directamente mientras que al hacer al análisis externo se busca identificar factores que afecten al negocio (llámese producto, unidad estratégica de negocios, línea de productos, etc.), de manera positiva o negativa, con el fin de potenciarlos o minimizarlos de acuerdo con su efecto.

Cuando se emprende el análisis interno se deben considerar todos los aspectos que se manejan en la organización, recursos humanos, recursos físicos, recursos financieros, recursos técnicos y tecnológicos, riesgos, etc., las preguntas que se deben responder son del tipo:

  • ¿Qué aspectos me diferencian de la competencia?
  • ¿En qué la supero?
  • ¿En cuáles estamos igualados?
  • ¿En cuáles me supera?
  • .
    Al responder este tipo de preguntas se conocerán las fortalezas y debilidades.

    Sólo es sostenible la ventaja competitiva cuando después de que paran todos los intentos de la competencia por imitarla, aun existe

    Las fortalezas se clasifican en:

  • Comunes: cuando una fortaleza es poseída por varias empresas o cuando varias están en capacidad de implementarla.
  • Distintivas: cuando una misma fortaleza es poseída por un pequeño número de competidores son las que generen ventajas competitivas y desempeños superiores a las del promedio industrial. Son poco susceptibles de copia o imitación cuando se basan en estructuras sociales complejas que no pueden ser comprendidas por la competencia o cuando su desarrollo se da a través de una coyuntura única que las demás no pueden seguir.
  • De imitación: son grandes capacidades de copiar y mejorar las fortalezas distintivas de los demás.
  • Las debilidades se refieren básicamente a desventajas competitivas, las cuales se presentan cuando no se implementan estrategias generadoras de valor que los competidores sí implementan.

    Al realizar el análisis externo se deben considerar todos los elementos de la cadena productiva, aspectos demográficos, culturales, políticos e institucionales. Se deben plantear preguntas como:

  • ¿En qué áreas es difícil alcanzar altos desempeños y en cuáles se podrían generar altos desempeños?
  • ¿Cuáles son las barreras que impiden que este producto alcanza sus metas de participación en el mercado?
  • El DOFA es especialmente importante para el área de marketing debido al análisis externo ya que se considera el mercado, su potencial y los aspectos sobre los cuales se podría ejercer influencia con el fin de producir recompensas para nuestras iniciativas.

    HAGAMOS UN ANÁLISIS

    ¿Cómo analizar los factores internos?


    «Conócete a ti mismo». Esta sabiduría no vale solo para tu vida, sino para las empresas.

    El autoconocimiento es el primer paso para el desarrollo. Entonces, el análisis FODA comienza mirando hacia dentro, para las dos primeras letras de la sigla: Fortalezas y Debilidades.

    Los puntos fuertes y débiles de la empresa son factores que la sitúan en ventaja o desventaja con relación a la competencia. Por eso, aunque el análisis interno mire dentro de casa, hay que tener en cuenta también lo que los vecinos (los competidores) están haciendo.

    Nota también que, en relación con estos factores, tu empresa tiene control, a diferencia del análisis externo que viene después.

    La propia empresa puede actuar para eliminar un punto débil o mejorar un punto fuerte. No estamos diciendo que sea fácil hacerlo, pero el control está en tus manos.

    Para entender qué características deben analizarse internamente, mira especialmente a los factores clave de éxito, o sea, qué elementos son esenciales dentro de tu sector para el buen desempeño de la empresa.

    Para saber cuáles son ellos, mira al líder: ¿Qué características lo hacen el mejor en tu mercado?

    Por ejemplo, en el mercado financiero, la tradición y la credibilidad pueden considerarse factores clave de éxito.

    Para un restaurante, atención y ubicación. Para una agencia de viajes, agilidad operativa y soporte eficiente. Cada mercado tiene los suyos.

    Identifica cuáles son los atributos esenciales en tu mercado y tu situación con respecto a ellos.

    Estos son algunos puntos que puedes analizar en tu empresa para identificar tus fortalezas y debilidades:

  • Ubicación;
  • Tiempo de mercado;
  • Reputación;
  • Recursos humanos;
  • Recursos financieros;
  • Marketing;
  • Administración;
  • Capacidad de funcionamiento;
  • Acceso a la materia prima;
  • Materiales y equipos;
  • .

    ¿Cómo analizar los factores externos?


    Las Oportunidades y Amenazas se refieren a lo que está en el ambiente externo, en el exterior. Estos factores no son controlables, ninguna acción de la empresa puede influir en su existencia. Ellos simplemente están allí.

    Y es en el análisis FODA que identificarás si son relevantes, si pueden impactar en tu negocio y cómo te encargarás de ellos. Las empresas que están atentas a los movimientos del mercado, del sector, de la economía, de la política, de la sociedad en general, estarán mejor preparadas para el futuro.

    Nadie puede predecir el futuro, pero es posible identificar tendencias y prepararse para ellas.

    Hay dos ambientes externos que la matriz DOFA debe abarcar: el micro y el macroambiente.

    El microambiente se refiere al sector en el que actúas. ¿Cómo son las barreras de entrada? ¿Hay mucha competencia entre los players? ¿Nuevos entrantes representan una amenaza para tu negocio? Sobre el microambiente, evalúa los siguientes puntos:

  • Clientes (poder de negociación sobre tu empresa)
  • Proveedores (poder de negociación sobre tu empresa)
  • Competidores (cantidad de empresas, rivalidad, relación)
  • Nuevos entrantes (barreras de entrada, amenazas)
  • Substitutos (barreras de salida, amenazas)
  • Intermediarios (poder de negociación sobre tu empresa)
  • Entidades de clase (organización, poder de presión)
  • .

    El macroambiente se refiere a lo que está más allá de la empresa y del sector.

  • ¿Qué dicen los índices económicos sobre el futuro del país?
  • ¿Qué está haciendo la sociedad hoy que puede convertirse en un nuevo comportamiento social?
  • ¿Cómo afectan estos movimientos a tu negocio?
  • .

    Para analizar el macroambiente, observa a estos escenarios:

  • Político-legal (proyectos de ley, corrientes ideológicas, nuevos gobernantes, etc.)
  • Económico (inflación, niveles de consumo, ingresos de la población, etc.)
  • Demográfico (crecimiento de la población, tasa de natalidad, escolaridad, etc.)
  • Tecnológico (nuevas tecnologías, procesos operativos, automatización, etc.)
  • Sociocultural (creencias, valores, costumbres, hábitos de consumo, etc.)
  • Natural (escasez de materia prima, aumento de la contaminación, sostenibilidad, etc.)